Sobre los campos eléctricos y magnéticos

Los campos eléctricos y magnéticos (EMF, por sus siglas en inglés) son parte de nuestra vida cotidiana y son creados en diversos grados por dispositivos eléctricos y líneas eléctricas.

En esta página:

    SRP se esfuerza para garantizar la seguridad de nuestros clientes manteniéndose a la vanguardia de las últimas investigaciones sobre campos electromagnéticos. Además, apoyamos y financiamos investigaciones médicas y científicas relacionadas con los campos electromagnéticos, principalmente, a través del Instituto de Investigaciones en Energía Eléctrica (en inglés).

    Investigación

    Desde la década de 1970, se han publicado miles de artículos científicos (en inglés) y más de dos docenas de paneles de expertos han revisado la investigación. 

    Los campos electromagnéticos no se han establecido como causa de ninguna enfermedad o dolencia. Con respecto al cáncer, el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. (uno de los Institutos Nacionales de la Salud), ha concluido que "no se han encontrado pruebas consistentes de una asociación entre cualquier fuente de EMF no ionizante y el cáncer". Existe información adicional (en inglés) disponible en el Instituto Nacional del Cáncer. 

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) (en inglés) (revisó la investigación científica disponible y afirmó que, "sobre la base de una reciente revisión en profundidad de la literatura científica, la OMS concluyó que la evidencia actual no confirma la existencia de consecuencias para la salud derivadas de la exposición a niveles bajos de campos electromagnéticos". 

    Fuentes de campos electromagnéticos 

    Los campos eléctricos y magnéticos son producidos por varios dispositivos eléctricos, muchos de los cuales usamos a diario. Los campos eléctricos se producen cuando la electricidad se mueve a través de los cables, mientras que los campos magnéticos solo se producen cuando la corriente fluye, generalmente cuando se enciende un dispositivo. Juntos, estos se conocen como campos electromagnéticos. La fuerza de un EMF disminuye significativamente a medida que aumenta la distancia desde la fuente. 

    Hogar y lugar de trabajo

    La exposición a los campos magnéticos, producidos por fuentes de energía eléctrica, ocurre durante las actividades comunes en el hogar y prácticamente en todos los lugares a los que vamos, incluidos los lugares de trabajo y la escuela. Las fuentes de exposición incluyen la operación de cualquier dispositivo eléctrico y electrodoméstico, incluyendo el cableado en los edificios. 

    Campos magnéticos de electrodomésticos comunes (mG)1

    Dispositivo eléctrico 6" desde la fuente2 1' desde la fuente 2' desde la fuente 4' desde la fuente
    Secadoras de pelo 1-700 1-70 10 1
    Aspiradoras 100-700 20-200 4-20 1-10
    Hornos de microondas3 100-300 1-200 1-30 2-20
    Hierros 6-20 1-3
    Televisores - 7-20 2-8 4

    Líneas de transmisión de energía

    Las líneas de transmisión, un componente clave de la red eléctrica (en inglés), entregan energía a su hogar y pueden ubicarse por encima del nivel del suelo o bajo tierra. Los niveles máximos de EMF resultantes de las líneas eléctricas pueden variar considerablemente dependiendo de la cantidad de corriente transportada por la línea, si está ubicada sobre el nivel de suelo o bajo tierra, y la distancia desde la línea eléctrica. 

    Niveles típicos de EMF cerca de las líneas eléctricas de SRP (mG)4

    Ubicación EMF strength
    Directamente debajo de la línea de transmisión aérea 5 a 100
    100 pies de distancia de la línea de transmisión aérea 1 a 20
    Directamente sobre la línea de distribución subterránea 6 a 30
    20 pies de distancia de la línea de distribución subterránea 2 a 10

    Directrices EMF (CEM)

    No existen criterios federales o del estado de Arizona para limitar la exposición del público a los campos electromagnéticos de 60 Hz. Algunas pautas establecidas por grupos de expertos internacionales incluyen: 

    ¿Preguntas?

    Los clientes que tengan preguntas sobre los EMF pueden enviar un correo electrónico a Asuntos del consumidor de SRP a ombuds@srpnet.com o llamar a su línea directa (602) 236-2196 (602) 236-2196 .

    1EMF: Campos eléctricos y magnéticos asociados con el use de electricidad, Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental (National Institute of Environmental Health Sciences), Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health), 2002. En Estados Unidos, la unidad de medida de un campo magnético es el gauss (abreviado como G), y la exposición se expresa a menudo en miligauss, o mG (1/1000 de gauss). La unidad internacional para un campo magnético es el tesla, y las exposiciones suelen expresarse en unidades de microtesla (μT); un μT equivale a 10 mG. La mayoría de los campos que se experimentan en la vida diaria oscilan entre 1 y 10 mG, pero pueden ser de hasta 1,000 mG cerca de aparatos y equipos eléctricos.
    2Un guión (-) significa que el campo magnético a esta distancia del aparato en funcionamiento no se puede distinguir de las mediciones de fondo realizadas antes de que el aparato se haya encendido.
    3Los hornos de microondas producen campos de 60 Hz de varios cientos de miligauss, pero también crean energía de microondas en el interior del aparato que está a una frecuencia mucho más alta (unos 2.450 millones de hertzios). Estamos protegidos de los campos de mayor frecuencia, pero no de los de 60 Hz.
    4Los valores de la tabla se basan en mediciones históricas y cálculos de una variedad de líneas de transmisión y distribución de SRP. Estos valores son típicos para la mayoría de las situaciones. Se pueden observar valores más altos en algunas situaciones.